COP27: Costa Rica publica los primeros sitios del Programa de Pago por Servicios Ambientales

En marzo, Costa Rica firmó un acuerdo de colaboración con Restor y Crowther Lab en ETH Zurich enfocado en brindar transparencia a su mundialmente reconocido Programa de Pago por Servicios Ambientales (PSA), ejecutado por el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) por medio del Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (Fonafifo)  de Costa Rica. Desde entonces, las partes han estado trabajando juntas para cargar a la plataforma las casi 2000 fincas que participaron en el programa entre los años 2018 y 2021. Y esta semana, Costa Rica ha publicado los primeros 288 de estos sitios en Restor, el primer país en hacerlo.

Al dar este paso, Costa Rica espera inspirar a otros a hacer lo mismo. También esperan crear conciencia sobre el impacto del programa y la importancia crítica de ampliarlo en los próximos años.

“Hay una urgencia de ampliar este programa para alcanzar los compromisos de  cero deforestación (cero neto) de Costa Rica y del mundo. Al demostrar lo que los PSA pueden hacer por las personas, la biodiversidad y nuestro clima, invitamos a más países y  los líderes gubernamentales y empresariales a unirse a nosotros”, explicó Franz Tattenbach, Ministro de Ambiente y Energía de Costa Rica.

“Evidentemente, existe un gran potencial para ampliar el Programa de Pago por Servicios Ambientales, en Costa Rica y más allá”, continúa Clara Rowe, directora ejecutiva de Restor. “Nuestra esperanza es que más actores prioricen la naturaleza y compartan de manera transparente los impactos de sus iniciativas de restauración y conservación.”

Midiendo impacto

A través del programa de PSA, los propietarios reciben pagos directos por los servicios ambientales que proveen sus terrenos al adoptar técnicas de uso sostenible de la tierra y manejo forestal. El impacto socioeconómico positivo del programa de PSA de Costa Rica ha sido bien documentado. Y el programa ha jugado un papel clave en la recuperación forestal: desde 1996, Costa Rica ha duplicado el tamaño de su bosque, convirtiéndose en el primer país tropical en revertir la deforestación. Sin embargo, medir el impacto sobre la biodiversidad ha sido más complicado.

En el primer estudio nacional de este tipo, Crowther Lab está utilizando mediciones de bioacústica para cuantificar la biodiversidad. En su fase piloto, este estudio está enfocado en la Provincia de Guanacaste en específico en el cantón de Nicoya. Dirigida por Giacomo Delgado y el Prof. Thomas Crowther, esta investigación se ampliará a las otras seis provincias, utilizando así el paisaje sonoro de Costa Rica para cuantificar la biodiversidad protegida y restaurada por el programa PSA.

Las primeras mediciones bioacústicas ahora se pueden escuchar en Restor y el trabajo se presentará en dos eventos de Nature Zone durante la COP27 en Egipto, «Monitoreo de la biocomplejidad para el mercado de la naturaleza de Costa Rica» y «Transparencia: la clave para acelerar la restauración global de la naturaleza«.

Sobre el impacto de esta investigación, el Prof. Dr. Thomas Crowther dice: «La evidencia científica para la regeneración exitosa de la biodiversidad es un desafío de investigación a cualquier escala, pero esta es particularmente emocionante como la primera evaluación cuantitativa de una intervención exitosa de biodiversidad a nivel nacional».